-->

¿Cuáles son las recomendaciones nutricionales respecto al consumo de grasas en nuestro país?

En España, se recomienda que el consumo total de grasas no exceda el 30%-35% de la energía diaria total de la dieta. De este porcentaje, un 7%-8% debe ser aportado por los ácidos grasos saturados, un 15%-20% por los monoinsaturados y un 5%-7% por los poliinsaturados, siendo la proporción omega-3/omega-6 de 1/5 a 1/10.

¿Qué beneficios pueden esperarse con la sustitución de grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta?

Los alimentos ricos en grasas saturadas son principalmente la carne y los productos lácteos enteros (como la leche y la mantequilla). Cuando se ingieren en cantidades superiores a las recomendadas son perjudiciales para la salud, ya que aumentan el colesterol-LDL y el riesgo cardiovascular. Los PUFA (ácidos grasos poliinsaturados) se hallan en aceites vegetales como el de girasol o soja, el pescado azul,  y en frutos secos como las nueces. Entre los PUFA se encuentran los ácidos grasos esenciales, que no pueden ser sintetizados por el organismo y han de ser aportados por la alimentación mediante el consumo de aceites vegetales o de otros alimentos como el pescado azul: son el ácido linoleico (omega-6) y el ácido alfa-linolénico (omega-3). A partir del ácido linoleico se sintetiza el ácido araquidónico y del ácido alfa-linolénico derivan los ácidos eicosapentanoico (EPA) y docosahexanoico (DHA). Los MUFA (monoinsaturados) y los PUFA son beneficiosos para la salud cardiovascular ya que ayudan a reducir el colesterol. Los omega-6 y omega-3 son además indispensables para el crecimiento y desarrollo cerebral fetal e infantil.

¿Qué ingredientes contiene la margarina?

Los ingredientes de la margarina son principalmente aceites de origen vegetal como el de maíz, girasol, soja, linaza, oliva,  agua y grasas vegetales. Asimismo, los aditivos utilizados como emulgentes (monoglicéridos, diglicéridos y lecitina) o conservantes (sorbato potásico) también son de origen natural.

Algunas margarinas pueden contener ingredientes en menores cantidades, como por ejemplo leche, gelatina, o en el caso de las margarinas funcionales los  ingredientes que reducen el colesterol son los esteroles.

¿Qué beneficios se pueden esperar si sustituimos la mantequilla por la margarina en la alimentación?

La margarina ¾ (la más común actualmente en el mercado) supone un menor aporte calórico que la mantequilla y contiene un perfil lipídico más recomendable: su contenido en ácidos grasos insaturados se encuentra cerca del70% por sólo un 33% en el caso de la mantequilla, según las tablas de composición de alimentos del CESNID (Centre d’Ensenyament Superior de Nutrició i Dietètica-UB) (1). Por lo tanto, la mantequilla tiene una cantidad de grasas saturadas muy superior a la margarina. Asimismo, la margarina tiene ácidos grasos esenciales, vitaminas A, D y E y no contiene colesterol, siempre y cuando sea 100% vegetal.
Por todo ello, con la sustitución de la mantequilla por margarina en la dieta y el uso de aceites vegetales para cocinar, se puede conseguir una reducción del colesterol-LDL plasmático de 0.26 mmol/l en hombres y de 0.31 mmol/l en mujeres (2), con lo que se disminuye el riesgo cardiovascular.

La Sociedad Americana del Corazón (AHA, en sus siglas en inglés) realiza las siguientes recomendaciones para conseguir reducir el colesterol plasmático y el riesgo de infarto de miocardio:
Los ácidos grasos poliinsaturados son un tipo de grasas insaturadas que pueden sustituir a las grasas saturadas. La mayoría de los ácidos grasos poliinsaturados provienen de aceites vegetales líquidos y margarinas, actualmente libres de grasas trans. La ingesta de grasas poliinsaturadas puede alcanzar el 10% del total de calorías de la dieta.

¿Qué son los ácidos grasos trans?

Son isómeros trans de ácidos grasos insaturados que se comportan de forma semejante a los saturados. Aparecen como consecuencia de la hidrogenación parcial y descontrolada de las grasas, en la elaboración de algunos alimentos industriales para mejorar la consistencia, la duración de la frescura y el sabor. Alimentos naturales como la carne de rumiantes y los lácteos también los contienen por procesos de biohidrogenación. Los trans aumentan el colesterol total, el colesterol-LDL y los triglicéridos y reducen el colesterol-HDL.

¿Qué vitaminas aporta la margarina y cuáles son sus principales beneficios?

La vitamina A es fundamental, entre otras cosas, para la visión, y la vitamina D es indispensable para el metabolismo óseo. Tomar margarina cada día ayuda a conseguir la cantidad diaria recomendada de las vitaminas A, D y E.

¿Contienen ácidos grasos trans las margarinas?

Las margarinas blandas que se comercializan actualmente en nuestro país han reducido drásticamente el contenido en ácidos trans, gracias a importantes cambios en los procesos de producción. Unilever ha sido pionera en estas modificaciones y ha conseguido eliminar la hidrogenación parcial del proceso de elaboración de sus margarinas. Gracias a este importante esfuerzo tecnológico, actualmente todas las margarinas producidas y comercializadas por esta compañía contienen menos del 1% de ácidos grasos trans, por lo que se consideran virtualmente libres de ellos.

No hay que olvidar que cualquier aceite refinado, sea de oliva, girasol o maíz, tiene también un contenido de grasa trans por debajo del 1%. Esto es así porque en el proceso de desodorización que se realiza en el proceso de refinación, el aceite se somete a altas temperaturas para eliminar los componentes volátiles que podrían generar potenciales olores indeseables, generándose unas mínimas cantidades de grasas trans

¿Es conveniente que las mujeres embarazadas o durante la lactancia consuman margarina?

Las margarinas como las de la gama Flora son un alimento que contiene ácidos grasos poliinsaturados omega-3  y omega-6, los cuales han demostrado un efecto beneficioso en el desarrollo cognitivo del niño, antes y después del parto. Por el contrario, el déficit de ácido alfa-linolénico puede disminuir la audición, la visión y el olfato en el niño y en el adulto. En la madre, el aporte insuficiente de omega-3 puede provocar alteraciones neurológicas severas para el feto y el lactante. No obstante, debe tenerse en cuenta que la variedad Flora Pro-activ, la cual contienen esteroles vegetales añadidos, podría no ser adecuada en mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como tampoco en niños menores de 5 años.

La margarina es un alimento rico en ácidos grasos poliinsaturados omega-3, que han demostrado un efecto beneficioso en el desarrollo cognitivo del niño, antes y después del parto. Por el contrario, el déficit de ácido alfa-linolénico puede disminuir la audición, la visión y el olfato en el niño y en el adulto. En la madre, el aporte insuficiente de omega-3 puede provocar alteraciones neurológicas severas para el feto y el lactante. Los niños que reciben aportes adicionales de ácido docosahexaenoico (DHA) presentan un mejor desarrollo mental y psicomotor. Por todo ello, la margarina puede formar parte de la alimentación habitual de la mujer durante este periodo.

¿Qué son los esteroles vegetales y qué beneficios se derivan de su consumo?

Los esteroles vegetales son compuestos naturales presentes en alimentos como el aceite de girasol y de soja. Su estructura es similar al colesterol humano y su efecto más importante es la capacidad de inhibición parcial de la absorción del colesterol a nivel intestinal. Deberíamos sin embargo consumir grandes cantidades de alimentos con esteroles vegetales (presentes de forma natural) para conseguir una reducción significativa del nivel de colesterol.

Numerosos estudios clínicos han demostrado el efecto hipocolesterolemiante de la margarina enriquecida con esteroles vegetales sobre los niveles de colesterol total y colesterol-LDL plasmáticos.

El consumo de 1,5- 2,4 g/día de esteroles vegetales reduce el colesterol-LDL entre un 7-10%en el plazo de 2-3 semanas, pudiendo llegar a reducciones del 15%  cuando además se modifican los hábitos de vida hacia una alimentación variada y equilibrada que incluya frutas y verduras y estilo de vida saludable.

El consumo de 2 g/día de esteroles vegetales puede ayudar a reducir el colesterol-LDL entre un 7%-10%  Si además empezamos a alimentarnos de forma variada y equilibrada, el descenso de colesterol puede llegar al 15%.

*Los productos Flora Pro-activ contienen esteroles vegetales añadidos, por lo que están destinados exclusivamente a personas que desean reducir su colesterol en sangre. Debe evitarse un consumo superior a 3 g de esteroles vegetales al día. Si toma medicamentos para reducir el colesterol, debe consultar a su médico antes de consumir el producto. Los productos Flora pro-activ pueden no ser nutritivamente apropiados para mujeres embarazadas y en periodo de lactancia y niños menores de cinco años. Flora pro-activ debe consumirse como parte de una alimentación equilibrada y variada que incluya el consumo regular de frutas y hortalizas para ayudar a mantener los niveles de carotenoides.

BIBLIOGRAFÍA