El impacto positivo de los alimentos enriquecidos con vitamina D

La vitamina D juega un papel muy importante en la salud de nuestros huesos y nuestro metabolismo. Además, también se relaciona con otros muchos beneficios relacionados con el sistema inmunitario y endocrino. El cuerpo produce esta vitamina cuando la piel se expone al sol; no obstante, recientes estudios afirman que los niveles de vitamina D que se consiguen a través del sol son,en muchas ocasiones, insuficientes. Nuestro organismo también puede obtenerla a través dela alimentación como el pescado, huevos o,alimentosenriquecidos con vitamina D como las margarinas. Por este motivo, es interesante incluir en la dieta este tipo de alimentos paraalcanzar los niveles óptimos de vitamina D, especialmente cuando la exposición al sol no es suficiente. Este nivel óptimo diario que senecesita depende de la edad; para un adulto la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) considera que la cantidad diaria de vitamina D recomendada para un adultoes de 5?g.Para países con poca exposición al sol la recomendación es de unos 10 ?g diarios.

Para conocer mejor este contexto, un nuevoestudioha analizadolos niveles de vitamina D de la población de países con un acceso limitado a la exposición solar. Asimismo, los investigadorestambién hanrevisadoel impacto positivo que puede tener la alimentación en los niveles recomendados de esta vitamina. Durante la investigación se utilizaron datos de individuos de entre 18 y 50 años y residentesen tres países que, durante la temporada de invierno (de octubre a abril),disfrutan de poca exposición a la luz solar: Países Bajos, Reino Unido y Suecia. Los resultados mostraron que unagran mayoría de personas padece una carencia de vitamina D y está lejos de alcanzar los 10 ?g diariosrecomendados:

  • En los Países Bajos, la media de ingesta diaria de vitamina D fue de 3,4  ?g.
  • En Reino Unido, de 2,4 ?g.
  • En Suecia, de 5,3  ?g.

El estudio destaca, también, que en estos tres países las principales fuentes alimentarias de vitamina D son las margarinas, el pescado y la carne. Estos tres alimentos constituyen dos tercios de la ingesta total de esta vitamina.

Vitamina D cuando el sol no es suficiente

Teniendo en cuenta esta carencia de vitamina D, adicionalmente los investigadores también estudiaron el impacto que tendrían tres escenarios hipotéticos:

  • Si se cumplieran las directrices de las guías dietéticas sobre consumo de alimentos ricos en vitamina D.
  • Si se doblarán los niveles de vitamina D en alimentos enriquecidos.
  • Si se diera una combinación de las dos situaciones anteriores.

En el primer escenariolos investigadores descubrieron que, a pesar de que la ingesta diariade la vitaminaaumenta al seguir las indicaciones de lasguías dietéticas, los resultados aún están lejos de alcanzar los 10 ?g recomendados:

  • En los Países Bajos, la media de ingesta de vitamina D subió hasta los 4,3 ?g.
  • En Reino Unido, hasta los 3,4 ?g.
  • En Suecia, a6,8 ?g.

En la siguiente situación hipotética, en la que aumentan los niveles de vitamina D a través de la inclusión de alimentos enriquecidos, también se experimenta un incremento de los niveles de vitamina pero, de nuevo, lejos de las cantidades recomendadas:

  • En los Países Bajos, la media de ingesta de vitamina D crece hasta los 4,5 ?g.
  • En Reino Unido, hasta los 3,2 ?g.
  • En Suecia, a 5,9?g.

Por último, el tercer caso, en el que se diseñaba un escenario que combinaba el cumplimiento de las directrices de las guías dietéticas con el incremento de los niveles de vitamina D en alimentos enriquecidos, es el que ofrececantidades más cercanas a los 10 ?g diarios óptimos:

  • En los Países Bajos, la media de ingesta de vitamina D subió hasta los 8,8 ?g.
  • En Reino Unido, hasta los7,9 ?g.
  • En Suecia, a 8,9 ?g.

Los resultados de este estudio destacan el importante papel que pueden tener los alimentos enriquecidos para conseguir alcanzar los niveles recomendados de vitamina D. La ingesta de productos fortificados, como la margarina, en la alimentación diaria, combinada con el seguimiento de las recomendaciones dietéticas, se presenta como la situación más óptima para alcanzar una ingesta suficiente de vitamina D. Estas conclusiones no son relevantes únicamente en países con poca exposición solar; diferentes estudios muestran que en España también existe una deficiencia de esta vitamina, especialmente durante los meses de invierno, a pesar de ser uno de los países más soleados de Europa.Garantizando la presencia de los niveles óptimos de vitamina D en nuestro cuerpo cuidaremos nuestra salud ósea y metabolismo para un buen funcionamiento de nuestro organismo.


To Top