La influencia de una dieta basada en vegetales en pacientes con diabetes tipo 2

La diabetes mellitus (DM) constituye una de las patologías crónicas que más ha aumentado en los últimos años en las sociedades occidentales. En España se considera que su prevalencia es del 4%, constituyendo la diabetes mellitus tipo 2 (DM2) más del 90% de los casos.[1] Una forma de prevenir la aparición de esta enfermedad es cuidando la alimentación y los alimentos que ingerimos diariamente. En este sentido, un estudio reciente elaborado en Estados Unidos ha puesto de manifiesto que una alimentación saludable con un alto consumode vegetales puede acabar resultando en un mejor perfil de salud y reducir la incidencia de diabetes tipo 2.

Este estudio, de carácter observacional prospectivo, evaluó la asociación entreuna dieta basada en vegetales (tanto versiones saludables como no saludables de una dieta basada en vegetales)y el desarrollo de la diabetes tipo 2 (DM2). El estudio se realizó en tres grandes cohortes en los Estados Unidos y, durante el seguimiento aproximado de 25 años, 16.162 de los 200.727 participantes desarrollaron diabetes tipo 2.

En muchas ocasiones se recomiendan dietas basadas en vegetales para reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 (DM2). Sin embargo, no todos los alimentos de origen vegetal son beneficiosos. Así, durante la investigación, se examinó la asociación de una dieta basada en plantas,mediante versiones saludables y no saludables de una dieta a base de vegetales, con la incidencia de diabetes tipo 2.

Los autores crearon un índice global de una dieta basada en plantas (PDI), un índice saludable de una dieta basada en plantas (HPDI), y un índice no saludablede una dieta basada en plantas (UPDI). El índice de ladieta saludable basada en plantas (HPDI) incluía cereales integrales, frutas, verduras, frutos secos, legumbres, aceites vegetales, y té/café.

El índice de la dieta no saludable basada en plantas (UPDI) incluía zumos de frutas, bebidas endulzadas con azúcar, granos refinados, patatas y dulces/postres.

Los autores del estudio observaron que las dietas basadas en vegetales, especialmente aquellas basadas en una versión más saludable (HPDI), estaban asociadas con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Por el contrario, también observaron que una versión menos saludable de una dieta basada en vegetales (UPDI) estaba asociada con un mayor riesgo de sufrir esta enfermedad. Estas asociaciones fueron independientes del índice de masa corporal y otros factores de riesgo de sufrir diabetes.

Hay varias explicaciones de por qué una dieta saludable basada en vegetales podría reducir el riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Esta dieta es rica en fibra dietética, antioxidantes, ácidos grasos insaturados, micronutrientes como el magnesio y,también, baja en grasas saturadas. Por lo tanto, una dieta saludable basada en vegetales podría mejorar el control glucémico, mejorar la sensibilidad a la insulina y disminuir la inflamación crónica, lo que reduce el riesgo de diabetes tipo 2.

La investigación sugiere que las dietas basadas en vegetales no tienen que excluir por completo los alimentos de origen animal. Un modesto descenso en el consumo de alimentos de origen animal (de 5-6 porciones al día a 4 porciones al día aproximadamente) ya se asoció con un riesgo sustancialmente menor de desarrollar esta enfermedad.

Estos resultados siguen reforzando muchas de las directrices dietéticas actuales, que defienden que las dietas ricas en alimentos vegetales e ingestas más bajas de ciertos alimentos de origen animal, como por ejemplo las carnes procesadas y las carnes rojas, son beneficiosas para la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes.



[1]http://www.sediabetes.org/gestor/upload/file/00003582archivo.pdf


To Top