Una mayor ingesta de esteroles vegetales podría suponer un ahorro en Sanidad de más de 26 mil millones de euros

Con el objetivo de seguir analizando el papel que pueden tener los suplementos en la vida de las personas, la FoodSupplementsEurope ha trabajado con los consultores económicos Frost& Sullivan para evaluar el impacto económico que se derivaría de una mayor ingesta de esteroles vegetales en la Unión Europea.

Los esteroles son sustancias que encontramos de forma natural en el mundo animal, en el mundo vegetal y en hongos y levaduras. Aquellos esteroles que derivan de los vegetales se conocen como esteroles vegetales o fitoesteroles.

En este estudio los investigadores han analizado el posible impacto económico que tendría un escenario hipotético en el que la parte de la población de la Unión Europea con un mayor riesgo cardiovascular ingiriera diariamente una cantidad recomendable de esteroles vegetales, tanto en forma de suplementos como de alimentos enriquecidos.

En los países miembros, 31,1 millones de personas mayores de 54 años padecen hipercolesterolemia severa, lo cual implica un riesgo estimado del 24,3% de padecer un evento cardiovascular que conlleve hospitalización. Por otro lado, la ingesta diaria de 1,7g de esteroles vegetales se asocia a la reducción del colesterol LDL (o colesterol “malo”) en 0.37 mmol/L.

Adoptando un consumo diario óptimo de esteroles vegetales, estimado en 2g (0,3 g provenientes de la dieta habitual y 1.7g provenientes de suplementos o alimentos enriquecidos), el mencionado riesgo cardiovascular se reduciría hasta en un 2,3%. En cifras globales, esta reducción se traduciría en 170.542 casos de eventos cardiovasculares que se podrían evitar anualmente en la Unión Europea.

Un ahorro de miles de millones

Este hipotético escenario tendría, también, un impacto económico enorme. Se calcula que,dentro de la franja de población analizada, la carga económica de las enfermedades cardiovasculares vinculadas a la hipercolesterolemia supera los 266 mil millones de euros anuales en Europa.

A nivel económico, el impacto que tiene esta reducción del riesgo cardiovascular vinculada a la ingesta diaria y adecuada de esteroles vegetales varía dependiendo del país de la Unión Europea analizado. Los países en los que la reducción del riesgo es más evidente son Lituania (7,3%) y Austria (4,3%). Por lo contrario, los países con una reducción menor son Chipre (0,4%) y Reino Unido (1,5%). No obstante, el cálculo realizado por los investigadores estima que el ahorro del gasto sanitario que supondría reducir el riesgo cardiovascular sería positivo en todos los países analizados, en mayor o menor medida.

Hablando en números generales, esta reducción del riesgo cardiovascular supondría un ahorro de 5,3 mil millones por año o 26,5 mil millones de euros en 5 años.

Esta investigación de la FoodSupplementsEurope es la tercera parte de una serie de estudios desarrollados conjuntamente con Frost& Sullivan centrados en analizar el impacto económico que tendría una mayor ingesta de diferentes suplementos. Los dos primeros estudios analizaron el calcio y los suplementos de vitamina D y omega-3.

Ahora, esta tercera investigación no hace más que reafirmar las consecuencias positivas que pueden tener los esteroles vegetales en la salud de las personas. Un impacto que, además, también tiene una implicación económica enorme. En este sentido, los investigadores remarcan la importancia de identificar a la población con un mayor riesgo cardiovascular (como los adultos de más de 54 años con hipercolesterolemia aguda) y promover la ingesta de esteroles vegetales como ayuda para reducir los niveles de riesgo cardiovascular.

Una de las maneras más sencillas de alcanzar los niveles recomendados de esteroles vegetales es consumir alimentos enriquecidos. Estos alimentos enriquecidos con esteroles vegetales pueden ayudar a mejorar la salud cardiovascular, siempre dentro de un estilo de vida activo y una alimentación variada y equilibrada.

To Top